Tras tres meses de permanecer cerrado, por fin el 11 de mayo de 2020, el parque-hotel reabre sus puertas en Shanghai China; por supuesto con un total control sanitario desde la entrada al parque en donde a cada persona le toman la temperatura y cada una de ellas debe ir con su tapabocas. En la fila de cada juego, existen señalamientos para la distancia social, así como, en los juegos mismos; es decir, señalan que una hilera se llenará y dejaran otra vacía por ejemplo piensen en una montaña rusa.

Al entrar a algún restaurante habrá gel anti-bacterial; de igual manera, señalamientos de distanciamiento social en el piso para hacer filas para ordenar e igualmente para recoger la comida. Se procurará que los pagos sean sin usar efectivo y se acondicionaron los establecimientos con páneles de acrílico para evitar posibles contagios.